Grupo NeXus

Un día despertaremos y nos levantaremos…

Autoconocimiento

a_c
INTRODUCCIÓN

Desde tiempos remotos el hombre ha tenido esa fascinación por el conocimiento y la investigación, desde la ciencia hasta los más escondidos misterios han atrapado el interés de la humanidad.

En esta etapa de transición que estamos viviendo, se nos presenta el mayor reto que hayamos imaginado:

El conocimiento de nuestro interior.

Tomando en cuenta que estamos acostumbrados a vernos con los ojos de los demás, es decir, creamos nuestra imagen a partir de los comentarios de la gente, como nos ven, que piensan de nosotros, etc. Pero pocas veces vemos más allá de lo superficial. ¿Cuál es el poder real de la mente? ¿Cuál es el camino del alma? ¿Podemos alterar nuestra biología por medio de los pensamientos? ¿Es verdad que las enfermedades manifiestan desequilibrios en nuestros pensamientos y emociones?.

De manera general y a grandes rasgos te respondo estas preguntas:

Nuestra mente tiene el poder de materializar TODOS nuestros pensamientos, somos lo que pensamos y vivimos los sucesos en los que creemos. El 95% de las enfermedades son psicosomáticas, es decir, son provocadas por la acumulación de energía negativa en nuestro cuerpo y ésta se manifiesta en enfermedad. Cada enfermedad tiene un punto de partida diferente, ese punto resulta ser algo que nos falta por aprender.

En este apartado iremos “deshojando la alcachofa” hasta llegar al corazón, al centro de nuestro interior, a la base, a nuestra primera causa de todos nuestros sufrimientos y limitaciones.

El camino del autoconocimiento debe ser un compañero de viaje que te facilite ver más claro quién eres, cuál es tu actitud ante la vida, cuáles son los sentimientos que te mueven, cuáles las creencias y valores que te guían y cómo tú mismo has generado el mundo que vives.

Elementos Básicos antes de Partir

En este camino necesitarás de 4 elementos fundamentales que harán que el recorrido hacia tu interior sea exitoso.

  • Capacidad de asombro. Generalmente vivimos reducidos a nuestro mundo y nuestras ideas y nos perdemos de ver más allá. Date la oportunidad de abrirte a nuevos caminos y nuevos esquemas de vida.

  • Curiosidad. Fundamental tener el espíritu de búsqueda, el gusto por descubrir y conocer.

  • Imparcialidad. Mientras vas avanzando y descubriendo cosas de ti que antes no veías, debes mantenerte como un ser aparte, es decir, no juzgar, no criticar. No se trata de autocastigarte sino de encontrar la raíz para así solucionar.

  • Compasión. El hecho de tratarte a ti mismo con compasión, hará que no seas tan duro contigo mismo. Date la oportunidad de dibujar y jugar como cuando eras niño, de esta manera logras la comprensión total de las cosas.

 

¿QUIENES SOMOS?

La vida es una escuela de aprendizaje, en donde cada ser humano aprenderá diferentes materias, diferentes lecciones de vida.

El alma es el eje central del ser humano. Aún con un cuerpo físico que se maneja a la perfección, sin alma, el cuerpo no tendría vida.

Sin alma, la vida no tendría sentido ni propósito, nuestra vida sería parecida a la de cualquier máquina.

En este mundo tridimensional el alma es quien viene a aprender y a evolucionar. Nuestro cuerpo físico es el vehículo del alma y por medio del cuerpo, el alma se expresa. Nuestro cuerpo es lo que nos permite materializar y desarrollar los deseos más profundos del alma.

El ser humano está compuesto de 4 capas básicas:

  1. El Cuerpo Físico: Es lo más inmediato que tenemos. Es el más denso de los cuatro, es el que tiene a su cargo el Actuar, a través de él, hacemos lo que sentimos y pensamos. Fue creado para que podamos expresar en este plano todo lo que tenemos como poder.

  2. El Cuerpo Etérico: Es el que da y distribuye vitalidad en el cuerpo físico, posee puntos energéticos y generadores de energía que son emisores y receptores.

  3. El Cuerpo Emocional: Fue creado para expresar en este plano todo el caudal de amor que posee nuestro Yo Real. No está capacitado para amar, expresa por sí sólo sensaciones.

  4. El Cuerpo Mental: Fue creado para expresar en este plano toda la sabiduría que posee nuestro Yo Real. Se acumulan en él conocimientos, cultura, es decir, un conjunto de datos pero nunca sabiduría.

Estas cuatro áreas no están aisladas ni separadas. Forman un conjunto que es el SER.

Por mucho tiempo nos han enseñado que el ser humano es un ser fragmentado y dividido. Hemos aprendido que si tenemos un dolor, lo atendemos con un médico, si sufrimos de un mal mental o emocional, acudimos al psicólogo, si queremos aprender vamos a la escuela o si queremos hablar a Dios, vamos a la Iglesia. Por mucho tiempo hemos fragmentado nuestro ser creando diversos desequilibrios en nuestra vida.

Todo es un engranaje y un complemento, nada está separado y todo conforma una unidad. Mente, cuerpo y espíritu están juntos y reunidos en un solo SER. Si nos enfermamos, afectamos nuestras emociones. Si nos sentimos tristes, afectamos a nuestra familia o nuestro trabajo. Si nuestra actitud es negativa  la vibración de nuestra energía, aura o chakras es baja, por más dedicación y empeño que pongamos a las cosas, éstas no se concretarán bien. Nada está separado. Una cosa afecta a la otra como un engranaje o rompecabezas y todo forma parte de una creación integral: EL SER HUMANO.

Todo está entrelazado y si queremos crecer y trascender, no hay punto que podamos omitir o postergar. Hay gente que no comprende la extraña relación que pudiera tener la falta de seguridad con la falta de pareja o el guardar rencor con la falta de dinero y siempre dicen: “cuanto tenga dinero, seré feliz”, “cuando llegue el amor de mi vida, seré feliz” y no se dan cuenta que si no trascienden “otros puntos” que parecen ajenos, aquello que desean no llegará. No es esto una especie de castigo o algo parecido. Es sólo que nos encontramos en un punto crucial en la vida del planeta. Un momento que nos exige evolucionar y crecer de manera vertiginosa. Se nos exige trascender y evolucionar, crecer y perfeccionarnos. Si no respondemos a este llamado, nada en nuestra vida fluirá como nosotros lo deseamos.

En esta parte iremos deshojando la misteriosa relación mente-cuerpo poco a poco. Mientras, necesitamos saber de donde partimos. Toma una hoja de papel, busca un lugar tranquilo y pon un poco de música para ambientar tu lugar y pregúntate:

¿Quién soy?

No analices ni cuestiones, sólo responde lo primero que se te venga en mente.

Ahora responde: ¿Quién soy?

NUESTRO CUERPO

Nuestro cuerpo físico es lo más cercano a nosotros que tenemos por ser aquello a lo que más atención le hemos puesto desde que nacimos.

Nuestro cuerpo cuenta con un lenguaje propio, cada molestia, dolor, incomodidad o placer está conectado directamente con nuestra alma y nuestra mente, si aprendemos a escucharlo él nos dirá en donde están nuestras fallas, nuestras limitaciones, nuestros bloqueos, nuestros aciertos y hasta en que circunstancias podemos decir que somos completamente felices.

El 95% de las enfermedades son psicosomáticas, es decir, están creadas en base a nuestras emociones. Así como el enojo “nos inflama el hígado”, como el estrés del trabajo “nos produce gastritis” o una mala noticia “nos quita el hambre” de igual manera funciona nuestro cuerpo en su TOTALIDAD. Toda enfermedad es creada por una emoción, así que cuando nuestro cuerpo enferma, de forma paralela al tratamiento médico, tendríamos que analizar las causas emocionales de ello para poder lograr una sanación integral, si no lo hacemos de esta manera y seguimos manteniendo la “emoción nociva” entonces sólo cambiaremos el dolor de lugar y más tarde se manifestará de manera diferente.

Nuestro cuerpo físico refleja nuestro mundo interior ¿te quieres, te amas? Tu cuerpo reflejará belleza… ¿te rechazas a ti mismo? Tu cuerpo reflejará “imperfecciones”… ¿Quieres poseer belleza y salud “mágicamente”? ¡Acéptate y ámate a ti mismo! Lo demás, viene por añadidura. El interior se refleja en el exterior, y aunque parezca increíble puedes modificar la biología de tu cuerpo por medio del pensamiento positivo, y esto comienza en concientizar la perfección de nuestro cuerpo, la belleza natural que él posee, la sabiduría con el que éste se manifiesta es uno de los mayores regalos que nos ha otorgado la vida y Dios,¡está hecho para servirnos!.

Enfermedades psicosomáticas

Hablar de las enfermedades que pueden ser causadas por una emoción es muy extenso, sin embargo aquí pondremos como ejemplo las enfermedades más comunes:

  • Dolor de piernas: Miedo a avanzar, a crecer, a evolucionar, a seguir por nuestro camino.

  • Gastritis: Estrés generado por no saber decir “no” a las peticiones de otras personas (jefes, familia, etc.). Nace de la sobreexigencia en asuntos que no disfrutamos.

  • Tos: Representa palabras que no se dicen a tiempo, comunicación reprimida.

  • Dolor de huesos: Rigidez excesiva, imposible aceptar las opciones de otras personas. Líder que impone sus ideas a los demás.

  • Obesidad: Autocompasión, miedo a la vida, necesidad de aislarse por sentirse desprotegido, necesidad de protección por parte de los demás.

  • Anorexia: Odio y rechazo a si mismo, el suficiente para negarse el alimento que le da la vida.

  • Sinusitis: Intolerancia, no puedes “ni oler” aquello que tienes cerca (tu pareja, tu trabajo, etc.).

  • Corazón: Tristeza, falta de alegría por la vida.

  • Riñón: Miedo excesivo por falta de seguridad en si mismo, complejo de inferioridad.

  • Cáncer: Profundo odio y resentimiento hacia una persona o hacia todo lo que le rodea.

APERTURA DE LAS SENSACIONES

Estos son solo algunos ejemplos que pueden darte una guía de cómo detrás de una enfermedad, siempre habrá una emoción que la detone.

Solamente aquellas enfermedades que son congénitas o degenerativas no se consideran psicosomáticas.

Aprende a escuchar a tu cuerpo… es una forma de manifestación del alma.

Obsérvate, analízate ¿puedes definir bajo que circunstancias aparece un dolor o un malestar?. La más mínima molestia física es signo de rechazo a alguna circunstancia… ábrete a explorar, reflexionar, aceptar y corregir el camino.

 

Acostado boca arriba, con los ojos cerrados, respira profundamente para relajarte e iniciar la conexión con tu cuerpo.

  1. Concentra toda tu atención en tu cuerpo siente los latidos de tu corazón… siente el fluir de tu sangre…

  2. Poco a poco ve explorando cada parte de tu cuerpo, tus piernas… tus pies… el diafragma… la espalda… ¿Sientes tensión en alguna parte de tu cuerpo? ¿Existe alguna sensación especial o diferente en alguna parte de tu cuerpo?…

  3. Observa qué partes aparecen con más fuerza, con más vitalidad… pregúntate cuáles tienen menos fuerza o se sienten pesadas… ¿En alguna parte sientes dolor?
    Si es así, pregunta que es lo que te quiere manifestar con ese dolor…

  4. Sigue explorando todo tu cuerpo, presta atención a todo tu organismo, abarca lo más que puedas tus músculos, tus huesos, tus venas…

  5. Vive esta experiencia con plenitud. Ve más allá y profundiza tu atención aumentando tu sensibilidad, hasta ser consciente de la energía dentro de cada célula y molécula. Mira hacia adentro con los ojos de los sentidos y disfrútalo.

Fuente original y más información: rutasdelalma.com

Anuncios

2 comentarios to “Autoconocimiento”

  1. Mauricio Barriga said

    Son ideas muy ciertas he leido libros de libros y coinciden con lo mismo en cuanto al gran poder del pensamiento , desde un comentario filosofico de Aristoteles que dijo anted e conocer a los demas primero tenia que conocerce uno mismo, en la biblia mensiona de anted de fijarse en los defectos de otras personas primero debe uno fijarse en los defectos de uno mismo…….lo que decia no te fijes en la paja en su ojo sino en la viga que tienes en el tuyo…….y asi, este conocimiento de amor espero que sea compartido y manifestado a todos para entender la razon por la que estamos aqui en esta vida y elevar nuestro nivel de conciencia a planos mas elevados y volvamos ha ser seres espirituales

  2. Roberto said

    Un articulo fascinante…!

    Estoy muy interesado en la mecanica cuntica, el autoconocimiento, etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: