Grupo NeXus

Un día despertaremos y nos levantaremos…

El fenómeno de los círculos de las cosechas

Posted by gruponexus en junio 22, 2006

Grabado

¿Qué son?¿quién los crea?¿para qué?¿cómo nos puede afectar a escala mundial? ¿Método de comunicación multidimensional? ¿un regalo personal?, ¿símbolos adecuados para nuestro tiempo? Se tiene constancia de ellos desde el siglo VIII de nuestra era, y posiblemente desde tiempos bíblicos. Existe un grabado de 1678 en donde aparece reproducido el llamado “diablo cortacesped”, que parece mostrar un creador de los círculos. Más de 10 000 casos alrededor del mundo en 2 décadas desde que se investigan. Muchos se acercan al fenómeno, pero también muchos son los que lo rechazan. Testigos afirman que todo sucede en segundos. Aparecen en cualquier medio que pueda soportarlos, arena, nieve, arrozales, campos de flores, árboles e incluso en lagos helados…

“Estamos recibiendo una narración progresiva y si prestamos atención, podemos ver hacia donde nos lleva esa narración”.

Los investigadores más implicados llevan un seguimiento continuo año tras año. Las primeras apariciones en época moderna aparecieron en Inglaterra hacia finales de los setenta, con diseños simples pero lo suficiente como para atraer la atención del público.

detalle_trama
Detalle del interior de una formación

Alrededor de 1980 el fenómeno empezó a ser investigado por Pat Delgado y Terence Meaden. El fenómeno empezó a aumentar rápidamente y crecía en complejidad. Entre los años 1989 y 1990 los círculos empezaron a estar unidos por lineas rectas. En la tradición Hopi y la de otros pueblos nativos norteamericanos la linea recta significa comunicación. Cuando te encuentras con varios círculos unidos con lineas rectas, estamos hablando de la comunicación entre diferentes mundos, diferentes realidades. Partiendo de este fenómeno, se empieza a obtener pictogramas, y mirando estos símbolos encontramos un significado implícito, simbólico. Observando estas señales nos damos cuenta que en la naturaleza de los círculos hay un conocimiento de nuestra historia como humanidad, una historia básica fundamentada en los principios naturales.

Una vez los investigadores entendieron esta cuestión, comenzaron a investigar con signos alquímicos, símbolos esotéricos, otros que implican conocimientos matemáticos, geométricos, conocimientos planetarios. Llegado a este entendimiento, en los círculos se empezó a registrar conocimientos cada vez más complejos, como por ejemplo relativos a los movimientos de los planetas. Se va ampliando la conciencia del conocimiento, se va ampliando la escala hacia un carácter más cósmico, más universal. Todo esta evolución ha tenido un desarrollo gradual durante los años noventa. Y en los últimos años en los símbolos se empieza a notar una especie de reto hacia nuestra imaginación y a cómo percibimos nuestra realidad, nuestro mundo. Hay símbolos que son impresiones en cuatro dimensiones sobre un campo tridimensional, relacionados con paradojas visuales que se remontan a miles de años atrás, hasta los matemáticos griegos. Es como un proceso en el que cada temporada el mensaje es más amplio y más profundo.

Hacia el 2001 se empezaron a observar crop circles en la Columbia Británica (Canadá). El primero de ellos en Vanderhood en 1998. Aparecieron en el centro del campo y no había ningún camino que llegase hasta ellos.

Demandas por fraude

Empezaron hacia a principios de los años noventa. El 9 de diciembre de 1991el periódico inglés ”Today” publicaba la noticia de que dos jubilados ingleses, los famosos Doug Dower y Dave Chorley, declaraban ser los responsables de todos los círculos, aunque un año antes se habían registrado 1000 formaciones individuales sólo en Inglaterra. En 3 meses era imposible que dos jubilados hubiesen hecho todos esos círculos, pensando con un poco de sentido común. A pesar de eso y sin ningún tipo de evidencia seria todos nos creímos que así fue y se proclamó por todo el mundo. Y el tema perdió practicamente toda credibilidad. Pero el fenómeno va mucho más allá que el mero fraude.

Muchísimos grupos de personas se empeñan en negar el origen sobrenatural de los círculos, ignorando que han estado ahí durante siglos. Hay escépticos que argumentan que para llamar vedaderamente nuestra atención deberían de formarse los círculos a plena luz del día y delante de miles de personas, o que simplemente deberían de aparecer en los jardines de la casa blanca.

En julio de 1990 el fotógrafo Steve Alexander decidió investigar sobre el terreno con su videocámara los círculos y logro captar una pequeña esfera luminosa sobre los campos. En las imágenes posteriores se percibía claramente una esfera flotando por el aire. Se podría dar una explicación lógica sobre lo que aparecía en el video, como algún tipo de efecto de luz. Pero no fue el fotógrafo el único testigo. En el mismo lugar, separado unos cientos de metros se encontraba un agricultor manejando su tractor y aseguró haber visto la misma esfera rodando por encima de él para despues desaparecer.


Rueda de Caterina

Pero la prueba física definitiva para los creyentes apareció en 1996. Parecía relacionar definitivamente las bolas de luz y los círculos de los cultivos. En un video filmado por John Wailey, cerca del Oliver Castle (Inglaterra) aparecen varias esferas de luz moviéndose creando un patrón de copo de nieve sobre el campo. Era la prueba final, el sueño hecho realidad y en los siguientes días empezaron los debates sobre su autenticidad. Más tarde el mismo autor del video confesó haberlo manipulado y falsificado como simple entretenimiento, todo un montaje. Pensó que sería muy gracioso ver como todos los creyentes se tragarían su obra…

La Rueda de Caterina es un círculo que tiene 237 metros de diámetro y está compuesto por 409 círculos. Apareció en la cima de una meseta una noche de lluvia y viento. Este espectacular círculo debería poner un punto y final sobre la afirmación de que todos los círculos estén hechos por el hombre.

¿Por qué existe tanta resistencia a pensar que no estamos solos en el universo?

Características

…El fenómeno en sí no sólo es auténtico sino que a lo largo de la última década ha ido adquiriendo unas dimensiones tales, de una complejidad, de una riqueza de contenido, que yo me atrevería a calificarlo como uno de los acontecimientos más importantes con los que se enfrenta la humanidad…” afirmó en su momento el fallecido y gran admirado Dr. Fernando Jiménez del Oso.

Entre las características de los círculos destaca su periodicidad. Cada año, por las mismas fechas y en las mismas zonas aparecen. Esa regularidad y su carácter tangible, están ahí, aparecen y se pueden tocar, hacen del fenómeno una materia idónea para su investigación. Se puede ir al lugar e investigarlo directamente. No hay que basarse en ningún testimonio de nadie ni en ninguna especulación. Es real.

detalle_centro
Detalle del centro de una formación

Se trata de un fenómeno provocado por algo o alguien inteligente que sigue un proceso, una estrategia determinada y se sirve de medios técnicos desconocidos. La comunidad científica, al menos oficialmente, prefiere mantenerse al margen, quizá en una postura cómoda para negarse a darle una explicación imposible de dar, sabiendo con seguridad que está totalmente fuera del alcance de nuestra tecnología actual.

Según los investigadores se trata de una forma de comunicación a través de mensajes. La proliferación de los círculos hace sospechar de que la intención de los creadores es de que se trate de un fenómeno mundial, y no local (desde finales de los años ochenta aparecen círculos por todo el mundo, Canadá, Austria, Alemania, República Checa, etc)

El tamaño de los círculos varía desde escasos centímetros de diámetro hasta varias decenas de metros. En ocasiones forman agrupaciones de 1 hectárea.

La época en la que hacen su aparición varía desde la primavera, donde ya el vegetal tiene un cierto tamaño y a finales de verano, coincidiendo con el momento de la cosecha.

Una de las cosas que más llaman la atención a primera vista y desde el aire es la perfección del trazado. En el suelo se observa que los tallos no están rotos ni quebrados. Están simplemente curvados a pocos centímetros del suelo y en espiral, y siguen creciendo en su posición. Además, y sobre todo en las formaciones rectangulares, los tallos están entrelazados alternativamente o en grupo, formando impresionantes mosaicos vegetales. Según el antropólogo alemán Michale Heseman resulta prácticamente imposible que un farsante logre diseñar estas figuras durante la noche y con esas características. En los círculos falsos los tallos no se encuentran doblados, sino rotos además que la geometría empleada en los círculos auténticos es muy compleja.

Se ha comprobado que en el interior de los círculos hay un remanente de energía, tanto más activa cuanto más reciente son. Y esa energía detectada interactúa con otras energías medibles de manera que se ha comprobado que el campo electromagnético es un 300% superior al resto del cultivo, lo que no solo perciben los aparatos de medida sino cualquier aparato electrónico (móviles, cámaras, …) También en muchos círculos se han detectado niveles anormales de radioactividad.

Cualquiera que sea esa energía, es evidente que afecta a los seres vivos, en este caso a los vegetales. Si la planta es muy joven el tallo o el grano no madura y muere. Si la formación de los círculos se produce más avanzada la estación, con las espigas más desarrolladas, el grano maduran pero se vuelven estériles. En ambos casos los granos se deforman. Sin embargo si aparecen con las espigas ya madurando, los tallos y éstas crecen más rápido y más sanas que el resto del cultivo. Además los tallos jóvenes del interior de las formaciones presentan nódulos más desarrollados y pueden doblarse sin romperse mucho más que el resto.

El profesor Levengood de la Universidad de Michigan realizó un sencillo experimento, sometiendo a los tallos normales a los efectos de un horno de microondas y obtuvo resultados muy parecidos. Como conclusión vemos que el fenómeno no sólo afecta al magnetismo y a la radioactividad del terreno, sino que además altera la estructura molecular de las plantas.

Pero lo más extraordinario es que la energía presuntamente causante de la formación de los círculos permanece en el lugar, conservando sobre el terreno la memoria del diseño del dibujo que está representado. En 1998 el ingeniero Colin Andrews realizó un experimento que así parece demostrarlo. Colocó agua destilada en recipientes adecuados dentro de alguno de los círculos de las cosechas y después, mediante un espectrógrafo, comprobó que a nivel molecular el agua tendía a ordenarse de una forma parecida a la del dibujo en cuyo interior había estado, como si en ese lugar hubiese un campo energético con el esquema del dibujo memorizado y la misma información hubiese pasado al agua reordenando sus moléculas.

Esta energía se basa de métodos desconocidos para formar geometrías perfectas tal y como pudo comprobar Roy Datom. Este ingeniero aeroespacial inglés ha comprobado que la espiral que se forma en el interior de la formaciones circulares corresponde a un modelo matemático concreto que se repite en todos los círculos auténticos. La espiral interna corresponde a un vórtice de contracción, con una fuerza que va hacia el centro, en tanto que la linea que forma el círculo externo gira con una dirección opuesta…

En varios de los dibujos complejos el diseño esta basado en la progresión matemática en la que un número es la suma de los dos anteriores. Así, en los conjuntos de círculos, el diámetro de cada uno de ellos es igual a la suma de los diámetros de los dos círculos precedentes. Además, se sirven en otros diseños del número aureo, una proporción geométrica inconfundible.

Una de las cosas que también llama la atención con las formaciones de los círculos es la conexión que tienen con el sonido. Hay diseños que dan proporciones musicales, proporciones diatónicas relacionadas con la escala musical. Demuestran escalas geométricas en proporciones que dan como resultado notas musicales.

Formaciones fractales

Series en los que a partir de los bordes de una figura se van formando otras cada vez más pequeñas. Un concepto matemático de vanguardia que también está presente en los círculos de las cosechas desde principios de los años noventa.

Un fractal, técnicamente hablando, es un cuerpo geométrico, una superficie limitada, finita, cuyo borde o perímetro tiende al infinito. Se le denomina fractal por la gran fractura que presenta las diversas geometrías cuando se llega a nuestro límite de entendimiento, cuando llegamos a los bordes del infinito.


Formación fractal Mandelbrot

El primero de estas representaciones fractales apareció el 13 de agosto de 1991 cerca de Cambridge, sede la universidad en la que precisamente daba clase el matemático Benoit Mandelbrot, descubidor de los diagramas fractales.

La serie de Mandelbrot es un fractal. Representa una fase existente con una geometría . Las computadoras la colocan en un esquema representando unas condiciones que indica el verdadero límite entre el orden y el caos. El fractal representa el límite entre ambas fases, en el preciso momento en que el orden se transforma en caos y el caos vuelve al orden. Creo que es muy importante que nosotros comprendamos cual es el momento en el cual el orden desaparece y se transforma y vuelve el caos” – afirma el ingeniero Colin Andrews.

La geometría fractal expresada en los círculos de las cosecha es técnicamente imposible de llevar a cabo con ningún mecanismo que nadie tenga. Haría falta invertir demasiada energía, esfuerzo y tecnología de alta precisión para llevar a cabo estos dibujos, todavía más pensando que estas formaciones vistos desde el aire son absolutamente perfectas. Dar como ejemplo el diseño de Averbury de 1996 formado por cerca de 2500 piezas todas diferentes entre sí perfectamente sincronizadas dentro de una geometría fractal. Si alguien humano ha sido capaz de realizar semejante obra, este hecho en sí ya sería algo maravilloso y digno de un serio estudio.

El mecanismo de formación de este fenómeno, nos guste o no, rebasa nuestros límites de comprensión. Desconcertante. Y sin embargo en la opinión pública ha quedado con que todo como una simple broma.

Mensaje terrestre y respuesta

La mañana de 14 de agosto del 2001 algunas personas montando a caballo observaron algunas perturbarciones en el campo de cultivo frente al radio telescopio de Chilbolton, reportando el hecho a investigadores del fenómeno de los “crop circles”. La figura no era clara. A los pocos días se realizó un vuelo por encima de la formación y se observó que habían dos figuras. Una de ellas, de 86 metros de alto por 29 de ancho y la otra 54 metros de largo por 47,5 de ancho. Sólo después de comprobar las fotografías tomadas se pudo aclarar el diseño de ellas. Una era nada más y nada menos que un rostro tridimensional, el conocido como rostro de Chilbolton”, la otra se trataba de una “contestación” a un mensaje de Frank Drake y Carl Seagan.

El 16 de noviembre de 1974 el radiotelescopio de Arecibo (Puerto Rico) fue inagurado con el lanzamiento de un mensaje al cúmulo de estrellas llamado M13, la gran Nebulosa de Hécules. El mensaje diseñado por Drake y Seagan presentaba información referente al ser humano en código binario. En 73 lineas por 23 columnas se incluyó información sobre nuestro sistema numérico, bases químicas de la vida, química de nuestro ADN, diseño de la estructura de nuestra cadena genética, tamaño e información sobre forma y tamaño físico del ser humano, el número de habitantes de la tierra, posición en el sistema solar y finalmente información de la antena de Arecibo.


Esquema mensaje de Drake y respuesta

La supuesta respuesta recibida en los campos de cereal de Chilbolton podría ser el primer intento de comunicación directo de otras inteligencias no humanas. Analizando la formación encontramos información interesante. Los átomos básicos de la vida parecen ser los mismos. El hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, fósforo y carbono parecen ser también los componentes básicos de la vida en los organismos de estos supuestos seres. Sin embargo tiene una pequeña variación. En la figura de la formación aparece añadido el silicio con número atómico 14. Es demostrable que a través del interferón es posible ligar moléculas de silicio con las de carbono, quizá para lograr una mayor resistencia a determinado entorno. Sin embargo no se tiene explicación del por qué de esta posibilidad.

La estructura del ADN observada en el mensaje de Chilbolton muestra una variación muy importante, demostrando que el origen de estos seres es un híbrido entre la especie humana y algo más. Este cambio no puede ser natural, tuvo que haber sido inducido de manera artifical.

El tamaño del genoma en la respuesta también es diferente, poseyendo mayor cantidad de secuencias de nucleótidos en la composición “extranjera”, que implica una mayor evolución en la especie.

La forma del cuerpo del ser humano comparado con el de los supuestos seres presenta grandes cambios. La de estos seres es pequeña y con grandes cabezas, la del ser humano es sabida más proporcional.

Otro aspecto interesante de destacar es la disposición de los planetas en los que residen. Según la formación de Chilbolton se disponen a través de 3 planetas de nuestro sistema solar y en algunas lunas del quinto planeta.

El fondo del fenómeno

Desde el punto de vista esotérico existen muchas predicciones que parecen tener relación directa con la aparición de estos eventos. La biblia habla de señales en el cielo y en la tierra en este preciso momento de la historia. En los hechos de los apóstoles 2,19 en el nuevo testamento, se cita al profeta Joel del viejo testamento, diciendo que la llegada del reino de Dios en la tierra sería bendecida con la aparación de señales en la tierra. Las profecías de los nativos de américa hablan de los mismo, de señales en la tierra en el momento en el que los cambios de conciencia tomasen lugar. Parece haber una conexión en nuestra percepción cultural del mundo, un giro en la evolución en cuanto a nuestra situación como personas. Tenemos la opción de evolucionar o involucionar, estamos en el filo de la navaja…La manera mecanicista que tenemos cuando pensamos que todo lo que existe está a nuestro alcance, que podemos hacer lo que nos venga en gana sin tener en cuenta la consecuencias nos está llevando muy rápidamente hacia una rotura de nosotros mismos. Debemos tomar otra dirección.

Para los creyentes, parte de la esencia por la cual se dirijen a nosotros es que estamos en medio de un cambio de dimensiones, un cambio de frecuencia, un cambio de densidad, un cambio de vibraciones que nos hace alterar de nuestra acostumbrada y dura mecánica y newtoniana realidad de objetos sólidos y tiempo lineal, hacia una quinta realidad dimensional en la que tiempo y espacio son desplazados hacia aquello que es más accesible y manipulable por la conciencia. Estamos hablando del momento más asombroso de la historia humana. No cabe duda alguna de que dentro de pocos años podremos establecer una comunicación directa con nuestros “primos”. No cabe duda de que ese será un evento que desmoronará nuestro sistema político, religioso, económico y científico. Eso no nos hará felices y por supuesto no estaremos preparados para este clataquismo, hasta que la masa crítica de la humanidad se haya trasladado “cómodamente” hacia la quinta dimensión. Los círculos parecen prepararnos hacia este cambio.

Y final…

Difícil de abordar el tema del fenómeno de los “Crop Circles” con objetividad, porque nos enfrentamos a unos hechos y a unas pruebas que escapan a las ideas, métodos y creencias establecidos, pero no por ello menospreciable. Es más bien un tema muy desconcertante. Razones para dudar de que se trate de un fenómeno serio las hay, pero siempre desde nuestro de punto de vista actual, con el pensamiento de que este tipo de aconteciminentos simple y llanamente son imposibles. Pero esta idea resulta enormemente absurda y poco inteligente, aún así es la que expone la comunidad científica actual. Es una pena que se quede ahí y no tenga la inquietud de ir más allá, es una pena que se nos trate de manipular de una manera burda y pobre diciéndonos que simplemente se trata de una patraña. Pero no tienen datos contundentes para defender lo que dicen. Y cuando las presentan lo hacen de manera despectiva y sujentándose a ideas preconcebidas, llenas de prejuicios. Porque “nuestra” ciencia no está sujeta a la libertad, está agarrada hacia aquello que dice que es así porque así se demuestra con su método científico, de un modo mecánico y sin posibilidad alguna de especulación que nos lleve a evolucionar hacia una verdad que va más allá de lo ya establecido.

Lo que sí se puede decir con rotundidad es que el fenómeno existe, es real y que cada año que pasa se comporta de manera más explícito, más descarado. Su verdadero origen no puede ser demostrado por nada ni nadie. Las pruebas están ahí y nos queda seguir viendo su evolución. Pero nos encontramos con cada vez más manipulaciones por parte de los medios y falsos creadores que buscan notoriedad y desprecian el auténtico origen del fenómeno, haciendo dibujos falsos y declarándose artistas de las formaciones. Jugando con la inquietud de investigadores serios y riéndose de ellos.

Los auténticos creadores son un enigma, y en el supuesto de que fuese algún genio desconocido, una persona o personas como cualquier ser humano más, aún barajando esa posibilidad, sería de todas maneras uno de los fenómenos más inquietantes de los últimos tiempos, por todo lo que ello ha implicado e implica. Pero como siempre, la auténtica verdad nos llega manipulada o no nos llega, ocultando o tergiversado por aquellos que se sienten poderosos, aquellos que dicen tener el poder, cuando en realidad es el miedo el que les conduce a tener que mentirnos continuamente, mantenernos fuera de todo conocimiento real de las cosas. Un miedo que viene de la más absoluta ignorancia, pero sobre todo de nuestra inconciencia. Pero todo cambia, todo vuelve a su momento de origen, todo sistema establecido ha tenido su fin y así seguirá siendo.


Formación del día 21 de junio 2006(ayer) en Avebury

Esquema

Fuentes: “La otra realidad, Los Círculos De La Cosecha”- Jimenez del Oso, documental; “Secretos en los sembrados” Freddy Silva; “Círculos mágicos”- NATURA, documental ; “Revelaciones, Circulos de las cosechas”,- NATIONAL GEOGRAPHIC Society, documental.

Más información:bltresearch.com (seguimiento actual del fenómeno);

temporarytemples.co.uk;

lucypringle.co.uk

Actualización (19/09/2009): youtube ( New swirled order)

Actualización (16/01/2010): curiosísimos crop circles en la nieve (Holanda)

Últimos Cropcircles: cropcircle-archive.com

About these ads

54 comentarios to “El fenómeno de los círculos de las cosechas”

  1. […] El fenómeno de los círculos de las cosechas […]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: