Grupo NeXus

Un día despertaremos y nos levantaremos…

Viaje al mundo astral

Posted by gruponexus en junio 12, 2006

 

 

 

 

 

 

 

A más de alguien le será familiar hablar sobre los viajes astrales, sino familiar por lo menos natural. Personalmente puedo contar más de alguna experiencia al respecto, siempre intrigante e intenso; pero ¿a qué se les llama viajes astrales?, ¿qué son? ¿el alma?. A veces de manera natural, sin ninguna voluntad, definiéndose la experiencia por sí misma; es ella, ha venido y me lleva. Con unos límites bien expuestos, por donde es imposible pasar, más sólido que el otro mundo real… El pensamiento construye su escenario por donde pasea la señal, porque cualquier viaje al astral supone la posibilidad de ver en el no espacio y no tiempo, y manejar su realidad, todo son señales. No es un viaje al más allá, es un viaje interno, donde todo lo que aparece nace de uno mismo. El exterior es infinitamente insignificante. Se tiene la capacidad de decidir, de querer a dónde ir y mientras, preguntarse qué es lo que está pasando. En un instante hay algo que me hace emocionar, quizá un prejuicio, y me produce un impulso que me encoge y en ese momento mi cuerpo despierta y me vuelve a tener atrapado.

Otra veces es algo totalmente circustancial y físico, entonces se nota realmente la liviandad del astral:

EL PLANO ASTRAL

Según la famosa H.P. Blavatsky, cuando el estudiante de ocultismo actualiza la vista astral, ya no ve en el prójimo tan sólo el aspecto externo, sino que casi exactamente coextensivo con el cuerpo físico denso distingue con toda claridad el doble etéreo o parte sutil del cuerpo físico. También resulta evidente la circulación por todo el cuerpo en rosada luz del fluido vital que absorbe y especializa y eventualmente irradia la persona sana. Más brillante y lo que más facilmente se percibe de todo, es el verdadero cuerpo astral en forma de aura que con sus vívidos y siempre cambiantes fulgores crómicos denota las emociones, sentimientos, afectos y deseos que de momento en momento predominan en el ánimo de un hombre.

Para hablar de los viajes astrales lo primero que debemos conocer es el plano astral.

El primer concepto que ha de evidenciarse para describirlo, es su absoluta realidad, debemos entender que los habitantes son reales en el mismo concepto que lo son nuestros cuerpos, muebles, casas, carros, etc. El nombre de los Planos considerados en orden de materialidad desde el más denso al más sutil son físico, astral, mental, búdico, nirvánico, monádico y ádico (estos dos últimos están más lejos).

La región astral es el segundo de los siete planos de nuestro sistema solar. Muchos habitantes del mundo astral tienen la maravillosa propiedad de mudar de forma con protérica rapidez y de fascinar a los que escogen para divertirse con ellos.

La visión del mundo astral es muy diferente y mucho más amplia que la visión física. En el plano astral se ven los objetos de todos lados a la vez, y el interior de un sólido es tan visible como la superficie. El plano astral es el inmediatamente superior al físico.

El cordón de plata está ligado permanentemente y es capaz de extenderse hacia el infinito entre el cuerpo físico y el cuerpo sutil. Es de forma cilíndrica, plateado, luminoso, resistente, elástico y flexible. El cordón de plata sólo se rompe al instante de la muerte.

TIPOS DE VIAJES ASTRALES

Viajes Astrales Colectivos:
Se pueden hacer cadenas en círculos (con personas realmente preparadas) y con fines de amor, curación o humanísticos. (son muy usuales en las curaciones metafísicas). Para realizar viajes astrales colectivos, hay que tener compatibilidad sicológica, astrológica, sintonía y entrenamiento.

Viajes Astrales Inconscientes:

Los viajes astrales inconscientes son los que se hacen sin preparación para el desdoblamiento. Normalmente esto se efectúa cuando la persona tiene mucho interés o una gran preocupación por algo. Estos viajes astrales son los menos traumatizantes, pero también los menos fecundos, porque ellos se diluyen en el olvido. Asimismo, por intermedio de los sueños podemos viajar a mundos diferentes a lo terrestre, fuera de éste planeta.

Viajes Astrales Conscientes:

Los viajes astrales conscientes son aquellos que se efectuan después que la persona se ha preparado y planifica hacia donde va y cuales son sus objetivos como la curación, la investigación, salidas a otros mundos, etc.

Viajes Astrales Inducidos o por Hipnosis:

Los viajes astrales por hipnosis deben ser inducidos por personas profesionales en la materia. Dichos profesionales harán llegar al inducido a diferentes niveles de profundidad siguiendo la orden del desdoblamiento.

PREPARACION PARA HACER VIAJES ASTRALES

La práctica de la salida astral comienza meses antes de su realización efectiva. Sólo un organismo y un espíritu bien entrenado por las técnicas preparatorias podrá llegar a su objetivo, protegido y con la certeza de no haber vencido un simple y banal episodio de sugestión. Es esencial el aprender el arte de la relajación, y la respiración controlada, la concentración, la visualización, la memoria, y la proyección de la voluntad. Todas estas prácticas son importantes de desarrollarlas para tener una salida astral real y efectiva.

Relajación:
La relajación implica la eliminación total de toda contracción muscular, toda tensión del cuerpo y del espíritu. Cómo relajarse? Acuestese sobre su espalda, sobre un espacio rígido pero confortable, ponga las palmas de sus manos hacia arriba. No debe haber ni mucho frío, ni mucho calor, al menos para comenzar, tampoco debe estar afligida por dolores o atormentarse por deseos fisiológicos. Partiendo de la punta de sus pies trate de visualizar todos sus nervios y sus músculos; comenzando por el pie izquierdo, contracte sus músculos uno después de otro y ascienda progresivamente por todo el largo de su cuerpo y luego descontráctelo. Su tensión, su negatividad se descargaran. Usted se siente bien, sus pensamientos desfilan por usted, dulcemente, sin tratar de retenerlos. Usted está en calma y sereno y su cuerpo se siente más pesado como si el se hundiera…dejelo ir. Termine el ejercicio moviendose lentamente y estirandose. Luego sentirás una sensación de calma y de buen humor, que le permitirá enfrentar con optimismo la fatiga y las contrariedades.

Respiración:
La respiración está ligada al concepto mismo de la vida. Un hombre en buen estado de salud, registra aproximadamente 24.000 ciclos respiratorios por día. Según las teorías orientales, cuando respiramos no absorbemos solamente el aire y gases, absorbemos también el prana o energía cósmica (etérica), esa que los curanderos canalizan en los cuerpos enfermos, para comunicarles la energía vital y combatir la enfermedad. En el mundo occidental, nosotros respiramos mal, esta negligencia puede ser la causa de una mala oxigenación de la sangre y por consiguiente una baja de funciones cerebrales. La capacidad de concentrarse y estudiar se reduce porque las energías son insuficientes. Como la respiración afecta la psiquis, el estado físico negativo afecta el ritmo respiratorio. En los momentos críticos; cuando estamos bajo stress o miedo, una respiración correcta, lenta, ejecutada por la nariz será el mejor de los medicamentos.

Concentración:
La concentración es el arte de aislarse de las influencias exteriores, enfocando su atención sobre cualquier cosa, persona u objeto para evitar al espíritu vagabundear. Como hay demasiadas ideas en nuestro espíritu debemos estar claros y seleccionar una que esté asociada al objeto escogido, para que la visión sea lo más clara y completa. La concentración no es un sinónimo de esfuerzo violento, de rabia o de tensión, es el resultado de la atención de la perseverancia y del dominio del “Yo”. Trate de suspender por algunos segundos su actividad mental; usted descubrirá cómo el pensamiento es indisciplinado e inestable. Busque un lugar tranquilo donde usted pueda estar seguro que nadie lo perturbará. Relájese y controle su respiración. Encienda una luminaria y ubíquela a 3 o 4 cm., frente a usted; a nivel de sus ojos. Siéntese confortablemente, la espalda recta, visualice la llama de la luminaria y trate de poner su mente en blanco. Al principio una multitud de pensamientos tumultuosos trataran de perturbar su espíritu, pero usted los vencerá, dejándolos simplemente desfilar. Progresivamente y a medida que va perdiendo el contacto con la realidad, esos pensamientos se irán desapareciendo. Una sensación de agradable ligereza síquica, junto a un adormecimiento del cuerpo lo irá invadiendo, creando en sí, un estado de inmaterialidad.

Visualización:
La visualización es ver algo o a alguien a través del espíritu. Es una técnica que puede facilitar la concentración; pero dependiendo de una práctica constante. Es necesario clasificar o seleccionar nuestros pensamientos, de inmovilizarlos y de fijar nuestra atención durante algunos 10 segundos sobre una imágen construida por nuestro espíritu. La creatividad y el control mental son ingredientes indispensables de la visualización; que de por sí es una realización efectiva.

Memoria y Voluntad:
Para reforzar la voluntad, debemos alimentarla haciendo y atendiendo objetivos diferentes. Los ejercicios para esto son innumerables. Ponga atención a sus hábitos y elimine los negativos. Programe su día y esfuercese en cumplir con lo prometido. Controle su impulsividad y lo que usted considere que son sus defectos para que pueda mejorar su vida interior. Ponga a trabajar su determinación sobre los pequeños obstáculos de su vida cotidiana. Protéjase y proteja a los que están cerca de usted por un invisible escudo de amor, cuando ande en la calle, de viaje, en los momentos difíciles de la existencia. Construya sus victorias sobre sus deseos, focalice su atención sobre el objeto deseado; en armonía con su interior, visualícelo con toda la intensidad que pueda. Reciba la entereza y diga mi fuerza de voluntad es poderosa.

Todo el mundo sabe que las personas más sabias, las más fuertes interiormente y las más involucradas en el mundo esotérico; son aquellas que más han sufrido. Pero si usted ha tenido la suerte de no haber sufrido, deberá reforzar su espíritu de otra manera. Los ascetas y los Santos sabían que el renunciamiento voluntario a las tentaciones fortifican al individuo. El yoga enseña a adquirir la fuerza interior; a controlar las emociones, actos, pensamientos, las palabras así como las funciones físicas y fisiológicas de órganos normalmente independientes de la voluntad. Todo lo podemos resumir en una sola palabra: moderación.

Aprendamos a ser dueños de nuestros sentimientos y deseos, en un mundo que nos agrede constantemente por sus publicidades y sus ruidos.

EL DESDOBLAMIENTO

El desdoblamiento es la proyección del cuerpo sutil y su permanencia temporal más o menos manifiesta y fuera de su envoltura física.

Cuando el individuo se desdobla, descubre un mundo nuevo donde no existen las leyes ni las perspectivas, donde podemos ver el interior y el exterior de las cosas, el recto y el verso, donde se puede penetrar en la oscuridad y donde los cuerpos muestran su estructura interna.

El aura, los colores, la energía vital que les anima, las formas son cambiantes fluidos. El individuo escucha los ruidos, las voces, los silbidos, la música, los infrasonidos y ultrasonidos que se les escapan por su naturaleza. Sus sensaciones táctiles son centuplicadas, totalmente interiorisadas. El toca los olores y es torpe porque está ligado sensorialmente por su cordón a la materia, a su primer mundo aún cuando esté alejado. Atento, lúcido y observador; pero desconectado, el conoce por primera vez la claridad espiritual y la velocidad del pensamiento; que el tendrá la tendencia a olvidar como todo lo demás; cuando regrese a la materia. Mientras tanto, el cuerpo físico queda en su estado de inmovilidad, frío y privado de sensaciones y de la conciencia que está transferida a los otros niveles.

RIESGOS DEL DESDOBLAMIENTO

Los riesgos del desdoblamiento se pudieran clasificar como naturales y sobrenaturales. Los peligros de orden natural y sobrenatural pueden amenazar la integridad del individuo desdoblado. Sin embargo, el desdoblamiento posee sus propios sistemas de protección, material o etérico, que velan por la seguridad del cuerpo físico y protegen el cuerpo astral de las influencias sutiles y negativas.

El desdoblamiento no es para las personas que tienen miedo de su sombra. Se trata sin duda de una experiencia capaz de marcar a un individuo de forma indelible y que si el registra una cantidad de conocimientos nuevos, de sensaciones y de posibilidades, también estará en presencia de ciertos factores peligrosos los cuales no debe subestimar. Estos peligros de orden físico y mental como de problemas cardio-circulatorios y nerviosos (naúseas, taquicardia, vértigos, depresión, ideas fijas etc) son provocados por el choque emocional y el esfuerzo excesivo al que el corazón estuvo expuesto. Pero esto se puede puede remediar con un largo entrenamiento y con la ayuda y el soporte de prácticas de yoga. La mayoría del tiempo estas precauciones son exageradas, porque el cuerpo astral reintegra, en general, inmediatamente al cuerpo físico si éste está en peligro, o si percibe un ruido o una presencia extraña.

Los fenómenos de naturaleza eléctrica como el rayo, los truenos y las explosiones, son particularmente peligrosas para el aura y para la integridad del cordón de plata. Las entidades de otros niveles como las larvas, sombras, envolturas, elementales y monstruos míticos pueden dañar o traumatizar al doble, reduciendo sus energías y su desplazamiento.Parece que son las larvas, los cadáveres astrales y las envolturas los que no están resignados a despegarse del mundo físico y constituyen el mayor peligro para el individuo desdoblado. Ellos no tienen las facultades de romper definitivamente el cordón de plata para instalarse en el cuerpo físico en el lugar de su propietario legítimo. Sin embargo, pueden coexistir al mismo tiempo que el cuerpo astral y producir fenómenos de posesión o esquizofrenia y obstaculizar la reintegración del cuerpo astral sacando sus energías y dejando al experimentador extenuado, como que si estuviera vacío.

Cualquier persona dedicada a lo paranormal como el mágico, el espiritista, los que hacen contacto, los viajeros del astral pueden tarde o temprano encontrarse con entidades o fuerzas perturbadoras.

Proteccion para el desdoblamiento:

Para protejerse durante el desdoblamiento, usted debe construir en su mente un capullo de protección y tejerlo con un hilo de oro. Este hilo de oro usted lo debe visualizar saliendo de la raíz de su nariz y dejar que lo envuelva completamente. Usted debe dejar solamente un pequeño hueco libre en correspondencia con sus pies a través del cual el cuerpo astral podrá salir. Es recomendable utilizar inciensos de sándalo, rosa o vainilla.

Fuente: viajesastrales.com

201 comentarios to “Viaje al mundo astral”

  1. Interesante post, hay mucha gente que constantemente esta buscando informacion parecida. Es importante lo aqui citado y creo que no estaria mal si este tipo de articulos llegaran a mas gente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: