Grupo NeXus

Un día despertaremos y nos levantaremos…

Seis, seis, seis

Posted by gruponexus en junio 6, 2006

666

Coincidiendo con el dia 6 del mes 6 del año 2006, el director John Moore ha aprovechado para lanzar el remake de La Profecía dirigida por Richard Donner y protagonizada por Gregory Peck y Lee Remick, que se estrenó en 1976, con gran éxito tres años después de que lo hiciese “El exorcista”, de William Friedkin. Posteriormente, se llegaron a rodar hasta tres secuelas de la misma: "La maldición de Damián"(1978), "El final de Damián"(1981) y "La profecía IV: el renacer" (1991).

El argumento de La Profecía de 2006 es prácticamente idéntico al de la versión original. El protagonista masculino es un diplomático norteamericano, Robert Thorn( Liev Schreiber ), que está felizmente casado con una guapa mujer llamada Kathryn ( Julia Stiles ). Ambos llevan bastante tiempo tratando de tener un hijo, pero la suerte nunca les ha acompañado. Tras sufir dos abortos previos, Kathryn da a luz a un niño muerto. Sin que ella se dé cuenta de nada, su marido acepta la propuesta que le hace un sacerdote del hospital: hacerse cargo de otro recién nacido cuya madre acaba de fallecer y educarle como si fuera suyo. Pasa el tiempo. Robert ha sido nombrado embajador de los Estados Unidos en el Reino Unido. Vive en Londres en una lujosa mansión, junto a su esposa y su hijo, Damián, que acaba de cumplir los cinco años. Poco a poco, sin previo aviso, comienzan a suceder cosas extrañas e inexplicables, todas relacionadas con el pequeño Thorn: una niñera que se suicida, un ataque de histeria en una iglesia, una serie de fotografías que presagian futuras muertes… Al final aterrado por los acontecimientos, Robert acaba convenciéndose de que Damián podría ser el mismísimo Anticristo anunciado en las Profecías del Apocalipsis.

Hay varias diferencias entre la original de 1976 y la de 2006 en lo que a presupuesto, localizaciones y sucesos ocurridos. Empecemos por la película de 1976, fue rodada en Londres y Surrey ( Reino Unido ) y Roma ( Italia ). El primer niño que encarnó a damián, Reví Stephens, no volvió a trabajar en el cine nunca más, posteriormente, sólo intervino en un telefilme titulado Gauguin en 1980.

El rodaje estuvo plagado de anécdotas trágicas: La ayudante de efectos especiales murió decapitada, el hijo de Gregory Peck se suicidó, el avión en el que viajaba Peck fue alcanzado por un rayo, el hotel en el que se hospedaba el productor sufrió un ataque terrorista por parte del IRA, un domador de tigres murió durante el rodaje de sus escenas, etc…

En La Profecía de 2006, el rodaje ha tenido lugar en la Republica Checa, durante siete semanas. Por causas aún no aclaradas, 4.000 metros de película se quemaron en un accidente, obligando al director a rodar algunas escenas. Mia Farrow (protagonista de La semilla del diablo y que tenia ganas de volver al cine de terror), asegura que pasó auténtico miedo durante el rodaje. Julia Stiles tenía constantes pesadillas tras las jornadas de filmación.

Una fecha adecuada la elegida por 20th century Fox para estrenar la película. Ahora la pregunta es, ¿Marcará La Profecía de 2006 tanto como su antecesora a su generación?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: